METODOLOGÍA

La metodología de Educo-Música marca la diferencia

Pedagogos musicales como Jaques-Dalcroze, Willems, Orff, Martenot, Kodály o Gordon han sido referentes para la elaboración de una metodología propia y original, que posteriormente se ha fusionado con las de aplicación de otras artes.

Todas esas personalidades han coincidido en que la educación artística, y especialmente la musical, debe comenzar cuanto antes. Y se han volcado en el problema educativo. Por lo que han aportado soluciones e ideas pedagógicas referidas a la educación temprana. Las cuales nos han servido como guía.

Nuestra metodología es activa y participativa. Adaptándose a las necesidades individuales

Parte fundamentalmente del tipo de metodología activa. De modo que la materia a estudiar siempre se adapta a los alumnos y alumnas a los que va dirigida.

A pesar de ser un método pensado para el trabajo en grupo, considera, e intenta atender las diferencias individuales. Parte de los principios de que cada grupo es distinto. Más un mismo grupo de alumnado aparentemente similar, no suele ser homogéneo.

Es un método que conecta funciones psicológicas y corporales. Tal vez por ello se trata de un método sensorial y rítmico.

Asimismo, se desarrolla a través de procedimientos inductivos durante la presentación de los contenidos. Pasando al empleo de procedimientos deductivos y analíticos una vez que esos contenidos están asimilados e integrados.

Es muy importante que la deducción y el análisis vayan sobre una base muy sólida y amplia. Con el fin de que no caigamos en la mecanización y superficialidad del aprendizaje.

Establece sus bases a partir del paralelismo entre música y lenguaje

Parte del paralelismo entre música y lenguaje. Creando en cada sesión un ambiente musical rico que sea estimulante para el alumnado según su etapa evolutiva, y que lo conduzca de forma natural y grata al aprendizaje de la materia en cuestión que se esté tratando. Ya sea música, danza, teatro, inglés o pintura.

Se trata de adquirir los lenguajes verbales y no verbales de forma paralela al desarrollo de la propia lengua materna. Y en edades avanzadas, se parte de crear contextos de aprendizajes que funcionen de forma similar a los procesos por los que se aprendió a hablar.

También se emplea la canción unida al movimiento corporal (ritmo), al juego y a la práctica instrumental de las diferentes disciplinas que se plantean. En el caso del idioma, el instrumento es la propia voz. En danza el cuerpo, en música y teatro una mezcla y en pintura las herramientas que se usen para crear. Todas las canciones están pensadas didácticamente. Lo cual no quiere decir que se empleen canciones infantiloides, sino que se componen específicamente para el trabajo a desarrollar. Ya que se trata de aprender a través de ellas.

El empleo de elementos atractivos relaja y despierta la motivación en el alumnado

Otra característica es el empleo de elementos como dibujos, cuentos, adivinanzas, colores, material de psicomotricidad, multisensorial, etc. Pero siempre con fines pedagógicos y artísticos. Además de en conexión directa con la materia a trabajar.

Estos elementos relajan y despiertan la motivación en el alumnado. Sin interrumpir el aprendizaje. Siempre y cuando sean empleados correctamente.

La experiencia precede a la conceptualización. El aprendizaje se produce mediante la experiencia

La alfabetización sigue a la experiencia corporal, a la propia vivencia, y está siempre ligada a la repentización e improvisación.



Los comentarios están cerrados.