METODOLOGÍA

Pedagogos musicales como Jaques-Dalcroze, Willems, Orff, Martenot, Kodály o Gordon han coincidido en que la educación musical cuánto antes mejor y se han volcando en el problema educativo, aportando desde sus posiciones, soluciones e ideas pedagógicas referidas a la educación musical temprana, las cuales nos han servido como guía.

Nuestra metodología:

1) Parte fundamentalmente del tipo de metodología activa, de manera que la materia a estudiar siempre se adapte a los alumnos y alumnas a los que va dirigida. A pesar de ser un método pensado para el trabajo en grupo, considera, e intenta atender, las diferencias individuales de cada alumno o alumna. Parte de los principios de que cada grupo es distinto y de que un mismo grupo no suele ser homogéneo.

2) Es un método que conecta funciones psicológicas y corporales, por lo que se trata de un método sensorial y rítmico.

3) Se desarrolla a través de procedimientos inductivos durante la presentación de los contenidos y pasa al empleo de procedimientos deductivos y analíticos una vez que esos contenidos están asimilados e integrados. Es muy importante que la deducción y el análisis vayan sobre una base muy sólida y amplia, con el fin de que no caigamos en la mecanización y superficialidad del aprendizaje.

4) Se parte del paralelismo entre música y lenguaje, creando en cada sesión un contexto musical rico que sea estimulante para el alumnado y en el cual se sumerja, al tiempo que se destacan los patrones melódicos, rítmicos y armónicos que creemos aptos ya para ser imitados.

5) También se emplea la canción unida al movimiento corporal (ritmo), al juego y a la práctica instrumental. Todas las canciones tienen que estar pensadas didácticamente, ya que se trata de aprender música a través de ellas. Estas canciones han de permitirnos poco a poco trabajar todos los elementos de la música (sonido, armonía, melodía, ritmo y estructura), así como todo tipo de sensaciones auditivas, de todo tipo de músicas. Se parte de canciones que construyan un pensamiento interválico y de sensaciones armónicas, y que hagan uso del solfeo relativo, del gesto y del movimiento.

6) Hace uso de elementos extramusicales como dibujos, cuentos, adivinanzas, colores, etc., pero siempre con fines pedagógicos musicales y en conexión directa con la materia a trabajar. Estos elementos extramusicales relajan y despiertan la motivación en el alumnado sin interrumpir el aprendizaje, siempre y cuando sean empleados correctamente.

7) La alfabetización sigue a la experiencia vocal y motriz, y está siempre ligada a la repentización e improvisación.

8) Se trata de un método de Lenguaje musical que contempla, enriquece y se adapta a la práctica instrumental, la cual no debe ser meramente técnica.



Los comentarios están cerrados.